Una vuelta al cole sostenible es posible

Llegó el otoño y, con él, la vuelta al cole

Se acabaron las vacaciones y toca recuperar los hábitos del resto del año.

Y, después de cuidar el medio ambiente en verano, se nos presenta el reto de seguir haciéndolo durante el nuevo curso.

La mejor opción para no contaminar es siempre la reutilización: ropa de hermanos mayores o amigos, libros de texto y otras cosas que muchas veces no nos planteamos aprovechar y que ayudarían mucho al cuidado del medio ambiente.

Sin embargo, muchas veces no es posible y hay que acabar comprando cosas nuevas.

Pero, con todas las compras que hay que hacer para volver a clase, no resulta nada fácil encontrar una opción ecológica que nos permita tener una vuelta al cole sostenible.

Por eso hemos preparado este listado con algunas ideas interesantes para que nuestros hijos puedan empezar el curso de la manera más sostenible posible.

👉🏻 Material escolar respetuoso con el medio ambiente

Hay tantas cosas que comprar antes de empezar el curso que podríamos hacer una lista infinita.

Y muchas de ellas están fabricadas con materiales poco (o nada) respetuosos con el medio ambiente. Y el plástico, como siempre, encabeza esa lista.

Sin embargo, hay opciones sostenibles al material escolar de toda la vida.

✅ Mochilas y estuches

Echa un vistazo a las mochilas que tus hijos han usado hasta ahora para ir al cole.

¿Cuánto plástico detectas a simple vista?

A veces nos centramos en eliminar el plástico de otros productos, como embalajes innecesarios, botellas o artículos desechables, pero la verdad es que el plástico está presente en casi todo lo que consumimos.

En las mochilas y los estuches, también.

Pero no te preocupes; hay opciones sostenibles para evitar contaminar el planeta con las mochilas de tus hijos. Y vale la pena aplicarlas.

Al fin y al cabo, el planeta acabará siendo «para ellos», ¿no?

Puedes comprar mochilas fabricadas de manera respetuosa con materiales como cáñamo o lona. Así te aseguras de no contribuir a llenar nuestro planeta de un plástico que seguirá en él muchas generaciones después a la nuestra.

Y si, además de no contaminar, quieres contribuir a la eliminación de los residuos de plástico que ya han sido generados, puedes utilizar mochilas hechas con PET reciclado.

Son económicas y pueden necesitarse fácilmente 8 botellas de PET para fabricar cada una de ellas.

Contaminar con más plástico o reciclar el que ya está contaminando nuestro entorno. Esa es la cuestión.

✅ Papel y libretas

El papel fue uno de los materiales que antes empezó a reciclarse. 

Y ya tenemos interiorizado el hábito de evitar su uso innecesario y de buscar alternativas más sostenibles al que debemos utilizar.

El papel reciclado es mucho más respetuoso con el medio ambiente. No solo

porque no incorpora materiales blanqueantes como el cloro, sino porque con él evitamos la tala innecesaria de nuestros bosques.

Una alternativa al papel reciclado es el papel con sello FSC, que garantiza la gestión responsable de los bosques. Una opción sostenible a nivel ambiental, económico y social.

✅ Lápices y bolígrafos

Los bolígrafos y rotuladores suelen estar hechos de plástico. Y, además, muchos de ellos son de un solo uso.

Al acabar su vida útil se tiran y pasan a formar parte del grave problema del plástico.

Utiliza bolígrafos recargables

A ser posible, fabricados con madera (muchos de ellos están hechos con bambú). Así, el residuo que generes será mucho menor y tendrá menos impacto medioambiental.

Fíjate también en que los lápices tengan el sello FSC, para contribuir al bienestar del planeta y de las personas que lo habitan.

✅ Manualidades

Acuarelas fabricadas con extractos vegetales, rotuladores recargables con agua, pinceles veganos de pelo sintético, plastilinas ecológicas… son muchas las opciones para potenciar la creatividad de los más pequeños sin perjudicar al medio ambiente y lograr una vuelta al cole sostenible.

👉🏻 Almuerzo

El protagonista de los recreos: el almuerzo.

Afortunadamente, cada vez son más los padres y madres conscientes de la importancia de una buena alimentación.

Y, también, del impacto medioambiental que supone la utilización de residuos plásticos presentes en los embalajes de la bollería industrial.

La fruta y los bocadillos hechos en casa están cada vez más presentes en los patios de los colegios. 

Pero con ellos aparece un nuevo problema: ¿dónde guardarlos para que nuestros hijos puedan llevarlos al cole? 

✅ Wrap de tela encerada

Nada de plástico. 

Ni siquiera para cerrarlos, ya que la cera con la que está recubierta la tela es autoadhesiva, así que los wraps de tela encerada se adaptan a la forma de la merienda de tus hijos.

Además, son reutilizables y 100% biodegradables y contribuyen a una vuelta al cole sostenible.

✅ Envoltorios de tela reutilizables

El típico «papel de plata» del bocata supone un grave problema medioambiental.

Una de las opciones a su utilización son los envoltorios de tela reutilizables. Puedes hacerlos tú misma y escoger un estampado que encante a tus hijos. 

Es cierto que necesitarás una capa de plástico alimentario si quieres conseguir una cierta impermeabilidad, pero siempre es mejor reutilizar un mismo plástico que usar uno de usar y tirar.

También puedes comprarlos hechos, por supuesto. 

Hay empresas comprometidas con el medio ambiente que utilizan poliéster reciclado para la cara plástica interna y tienen una huella de carbono 500 veces inferior a la del papel de aluminio.

✅ Bolsa de tela

La bolsa de la merienda de toda la vida. Un saquito con un cierre de cordón en la parte superior, ideal para llevar la fruta, por ejemplo.
O una bolsa Snack’N’Go, pensada en concreto para los sandwiches.

✅ Fiambreras eco

Aunque hayamos empezado a llamarles “tupper”, yo prefiero seguir usando el término “fiambreras”.

Son prácticas, sólidas y herméticas. Pero eso sí, fíjate en que no tengan BPAs ni BPS. Si además son tan chulas como nuestras fiambreras Monbento, tienes la merienda perfecta: más sencillo y económico, imposible. Y además, sano.

✅ Botellas y cantimploras reutilizables

¿Cuántas botellitas de plástico utilizan los niños para llevar el agua o el zumo al cole?

Imagina la cantidad de plástico que genera un solo niño únicamente con su botellita de agua diaria.

Ahora sustituye la imagen de esa montaña de plástico por la de una botella reutilizable.

Te cuento varias opciones:

Ecológicas, resistentes y prácticas, las botellas reutilizables no tienen plastificantes, son 100% reciclables y son ideales para llevar en la mochila sin riesgo de romperse o astillarse.

👉🏻 ¿Preparados para una vuelta al cole sostenible?

Como ves, la vuelta al cole no es incompatible con cuidar el medio ambiente.

Hay que pararse a pensar un poco más y no ceder a la opción más cómoda, eso sí.

Pero aunque, a veces, nuestra vida diaria no nos pone fácil dedicar tiempo a las cosas importantes, la decisión final es siempre cosa nuestra.

¿Qué te han parecido estas ideas? ¿Tienes otras sugerencias para una vuelta al cole sostenible?